viernes, 25 de noviembre de 2011

Capítulo uno


Pat está hecha polvo-y mira que se lo advertí-porque ha perdido cinco años de su vida creyendo que podía salvar la relación con Quim. Al final tuvo que admitir la realidad cuando ya ninguna amiga nos invitaba a su casa porque rayaba los marcos de las puertas con los cuernos.  A mí me intentó seducir más de una vez, pero pronto se dio cuenta de que ni su cara bonita ni su  polla podrían  con mi cerebro. Y la verdad es que casi siempre tenía que completar yo la faena que él dejaba a medias, tan machito, y si no fuera por mi habilidad digital Pati habría tenido que recurrir al Orfidal para poder dormir.

(continuará)

6 comentarios:

  1. Empiezas con fuerza Pat. No me lo esperaba. Pero me ha gustado tu brevedad que hace que una se quede con ganas de seguir leyéndote.
    Esa es la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Me uno a la sorpresa(grata) de tecla. Y te veo muy bien, cuando uno es capaz de ver con cierto humor lo malo que le ha pasado.... está en el buen camino.
    Me tiene un poco despistado quién es Pat y quién eres "tú"... Creía que la misma persona, pero al aparecer luego Pati en el relato...


    besos

    PD.
    Veo que le sacas partido a la página de gifs. jajaj

    ResponderEliminar
  3. Linda entrada , me gusta. quiero seguir leyéndote , quiero saber que sigue. te sigo (: besos!

    ResponderEliminar
  4. Excepcional y breve entrada. Hay muchos tíos que nos las damos de machos y en realidad cualquier mujer con un mínimo de astucia nos come por donde quiere.

    Besos y me uno a tu equipo :)

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, lo de los marcos de las puertas, ¡me has hecho reír!
    Sigue, ¿eh?, ¡no nos dejes con las ganas!
    Un besote:)

    ResponderEliminar
  6. Hay muchos Quims por esta tierra, y lo peor, chicas que no se dan cuenta de lo que estos sujetos les hacen...y pierden tiempo y energia...

    Besos

    ResponderEliminar